ACABADOS DE SUPERFICIE

Terminado de componer el diseño pasamos al acabado de las superficies, tras el repaso de las soldaduras elegiremos el acabado que más nos guste para nuestra creación.

Algunos ejemplos serian los pulidos, matizados o la combinación de ambos, estos acabados se obtienen de cualquier pieza de metal y se notan tras los recubrimientos electrolíticos y los lacados.

Matizados

Picado más o menos grueso sobre la pieza de metal para reducir su brillo natural y satinar su superficie.

ACABADOS DE SUPERFICIE ACABADOS DE SUPERFICIE ACABADOS DE SUPERFICIE
ACABADOS DE SUPERFICIE ACABADOS DE SUPERFICIE

Pulidos

Tratamiento que se da a un metal con borregos de algodón, trapos y fieltros para lustrar su superficie hasta lograr un efecto de espejo.

ACABADOS DE SUPERFICIE ACABADOS DE SUPERFICIE ACABADOS DE SUPERFICIE
ACABADOS DE SUPERFICIE ACABADOS DE SUPERFICIE ACABADOS DE SUPERFICIE

Con la combinación de ambos acabados sobre la misma pieza podemos destacar relieves dentro de cada diseño de diferentes formas.

ACABADOS DE SUPERFICIE ACABADOS DE SUPERFICIE ACABADOS DE SUPERFICIE
ACABADOS DE SUPERFICIE ACABADOS DE SUPERFICIE ACABADOS DE SUPERFICIE

Como ya saben, dependerá del grado de oxidación del metal empleado, el que debamos proteger su superficie o no con lacados al horno o recubrimientos electrolíticos.

En los casos que debamos recubrir el metal para protegerlo de la oxidación, el efecto logrado por el matizado o el pulido seguirán siendo totalmente visibles tras el tratamiento antioxidante.

No dude en ponerse en contacto con nosotros para cualquier duda o aclaración.

Envíenos sus consultas a la@la-artesanos.com

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: